Blog

HomeTodasLa importancia de tener un buen árbol de contenidos

La importancia de tener un buen árbol de contenidos

En nuestra última entrada hablábamos de cómo tener una web corporativa era más que un propósito de buenas intenciones. Nuestra experiencia nos dice que el hecho de crear una web no asegura en absoluto el éxito empresarial. Ni siquiera que vayamos a mejorar nuestra reputación online o posicionamiento, que algunas empresas se atreven a comprometer. Energía, ilusión y una buena dosis de tenacidad serán herramientas básicas para conseguir el éxito de nuestro proyecto.

Si ya has dado el «Sí, quiero» es el momento de ponerse manos a la obra con tu nueva web, y el primer paso es diseñar un árbol de contenidos.

Un buen árbol de contenidos para reforzar la navegabilidad de una pagina web

El primer paso que necesitamos dar al comenzar una web corporativa es decidir qué contenidos va a mostrar nuestra web, qué queremos contar al público. El modo más práctico de traducir esa información en algo tangible es crear un árbol donde los contenidos que albergará nuestra página se distribuyan jerárquicamente. La jerarquía es uno de los conceptos más importantes de una web. Tiene dos ventajas:

  • Optimiza la navegabilidad. Una web bien distribuida hace que nuestros usuarios lleguen a los contenidos que buscan en el menor número de clics posible. La forma más clara de traducir esta navegabilidad será haciendo que la mayoría o todas las páginas de la web sean accesibles desde un menú bien posicionado o de enlaces en el lugar preciso. Gracias a ese camino que le marcamos al usuario, este podrá llegar de forma sencilla y rápida a esa información solicitada.
  • Distribuye bien tus contenidos. Si la actividad de nuestra empresa se desarrolla en múltiples ámbitos es todavía más importante que los contenidos estén bien distribuidos. Clasificar la información de forma óptima y haciéndola accesible desde un menú principal sencillo (como el de esta página) o más complejo, como el que te mostramos en la imagen es fundamental.

Captura-de-pantalla-2015-03-02-a-las-15.14.38-900x423

Si el usuario necesita jugar al escondite para encontrar la información, es posible que le perdamos antes de dos o tres clics.

Una buena jerarquización supondrá, ademas de una experiencia de uso positiva que hará que nuestro usuario siga navegando por nuestra web más tiempo, un paso más hacia la conversión a ventas.

Un caso práctico de árbol de contenidos web

Imaginemos que vamos a crear la web para nuestro restaurante. Necesitaremos contar un poco de nuestra historia, de dónde estamos y de qué platos podrán los clientes degustar en nuestro establecimiento. Nuestro árbol de contenidos podría parecerse a esto:

  1. Portada del sitio / Home
  2. El restaurante
    1. Historia
    2. Instalaciones
  3. Nuestros platos
    1. Especialidades
    2. Nuestra carta
  4. Reservas y contacto

Una buena pista para comprobar si nuestro árbol de contenidos funciona es ponernos en el punto de vista de alguien externo y plantear qué camino seguiríamos para llegar a los contenidos que buscamos en nuestra web desde cualquier página sin necesidad de conocimientos previos sobre dónde se encuentran las cosas en ella. Por ejemplo, si queremos saber qué platos especiales se preparan seguiríamos la ruta «Nuestros platos» y al ver el desplegable haríamos clic en «Especialidades». Sólo hemos necesitado situar el ratón sobre la opción deseada y hacer un clic.

Una vez has proyectado la primera versión del árbol de contenidos de tu web, puede ser muy práctico revisar estos conceptos.

  • Reduce el número de clics. En una página bien construida el número de clics que el usuario necesitará realizar para llegar a los contenidos buscados deberá ser el menor posible. Una sección dentro de otra sección que a su vez se encuentra dentro de una tercera puede estar bien para impresionar a las visitas pero no tanto para que el usuario tenga la sensación de controlar la situación. Si la mayoría de los usuarios no consiguen llegar a lo que buscan a la primera nuestro árbol estará fallando. Y el usuario nos perdonará una vez o dos, pero a la tercera lo más probable es que esté visitando la siguiente página de su lista.Algo que parece tan evidente hizo en su día que una empresa como Amazon viera ampliada su cifra de ventas al reducir en un paso el proceso de compra de sus clientes. La mayoría de los usuarios entran en una web en búsqueda de información concreta y no visualizan más de dos o tres páginas de una web. Si no encuentran rápidamente lo que buscan, abandonarán tu sitio en unos pocos segundos.  
  • Sé breve y conciso. Internet es un entorno de lectura rápido. Escaneamos información, no leemos. No hace falta tener un montón de secciones. Si podemos concentrar en una misma página el contenidos de dos, mejor que mejor. Es preferible para el usuario una página de servicios resumida que cinco con cada servicio por separado: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Un árbol de contenidos es un buen paso previo a contactar con una empresa especializada en desarrollo web. Una visión más realista del proyecto nos ayuda a crear presupuestos más acordes a las necesidades del cliente, pero sobretodo a entender mejor sus necesidades y a ofrecerles soluciones específicas adecuadas.

Los contenidos de las páginas de nuestro árbol

Una vez tengas claro el árbol de contenidos de tu sitio web, es el momento de pensar qué contenidos y de que tipo tendrá cada sección. Se trata de un ejercicio práctico para ti y que también servirá de gran ayuda en fases posteriores de desarrollo. Por ejemplo:

  1. Portada del sitio / Home: Slider de imágenes con mensaje, servicios, últimas noticias con imagen, suscripción al boletín, contacto y redes sociales.
  2. El restaurante: Opción de menú, sin contenido.
    1. Historia: Texto e imágenes
    2. Instalaciones: Texto y galería de imágenes
  3. Nuestros platos
    1. Especialidades: Galería de imágenes clasificada en categorías en cuadrícula.
    2. Nuestra carta: Listado con categorías con texto e imágenes.
  4. Reservas y contacto: Sistema de reservas, enlace a contacto, mapa de Google y formulario.

Si has seguido estos pasos, no nos cabe duda de que ya dispondrás de un árbol de contenidos de tu web más que bueno. El siguiente paso consistirá en elaborar los contenidos de cada página. Si te parece complicado organizar la información en Amodo te ayudamos a diseñar el árbol de contenidos de tu web para que sea lo más eficaz posible para tus visitas. Y si este artículo te parece útil, agradecemos tus comentarios y dudas.

Escrito por

Desde 2012 trabajando en Amodo y todavía no sé explicar a mis padres a qué me dedico. Mientras tanto escribo, diseño y ayudo a empresas a mejorar la comunicación con sus clientes.

Comparte tu comentario